Saltar al contenido
HISTORIAE

Crítica de «Roma, la creación del Estado mundo»

Datos técnicos

Título: «Roma, la creación del Estado mundo»

Autor: Josiah Osgood

Editorial: Desperta Ferro ediciones

Edición: Madrid, 2019

Nº de páginas: 365 páginas

Crítica de «Roma, la creación del Estado mundo»

Tal y como he expresado en otras ocasiones, el mundo de la divulgación histórica puede llegar a ser tan comercial como cualquier otro. Al fin y al cabo, si lo que queremos es que nuestros ensayos y artículos, ya sea en formato físico o digital, sean lo más leídos posibles, tendremos que procurar saber cómo atraer al público. Por este motivo, hay ciertos temas de divulgación que están algo saturados, mientras que otros son prácticamente noveles.

Ciertamente, una de esas temáticas de las que se han escrito auténticos ríos de tinta es la de la República Romana tardía, ese último siglo tardorrepublicano en el que vivieron Julio César, Salustio, Catilina, Pompeyo, Virgilio, Octaviano, Marco Antonio, y un largo etcétera de personajes ilustres. No obstante, si por algo se caracteriza la investigación histórica es por ser prácticamente infinita, por lo que siempre se presentarán nuevas obras que renueven los prismas con los que hasta ahora mismo se veían ciertos acontecimientos.

Fotografía de Josiah Osgood, autor de Roma, la creación del Estado mundo
Fotografía de Josiah Osgood, autor de Roma, la creación del Estado mundo

Esto es justamente lo que ocurre con la obra que quiero recomendaros hoy, «Roma, la creación del Estado mundo», del autor Josiah Osgood. Publicada por Desperta Ferro ediciones, esta nueva obra supone un soplo de aire fresco en un ambiente de ensayos históricos muy centrados en los acontecimientos políticos trascendentales de este periodo. Así, Osgood deja a un lado un enfoque demasiado centrado en la decadencia de la república como sistema político de gobierno para poner en valor los inmensos logros económicos, políticos, sociales y culturales que se dieron en estos años no solo en Roma ni en península itálica, sino en todo el Mediterráneo. Sin esa conjunción de innovaciones en campos tan diferentes como la literatura, el comercio o la religión a lo mejor Roma no habría podido sobrevivir a la desintegración de la República.

Más allá de su brillante lenguaje y su atractivo hilo narrativo, creo que uno de los puntos fuertes más importantes de la obra es su estructura interna. Cuando uno escribe una obra genérica que aborda aspectos tan diferentes de una civilización, corre el riesgo de crear un batiburrillo sin sentido que genere confusión en el lector. Sin embargo, no creo que este sea el caso. Osgood ha construido una obra amena, ágil y compacta en el que todo está magistralmente diferenciado por etapas cronológicas y lugares.

Si tuviera que describir un punto negativo del libro, para que no quede todo en una larga lista de sus múltiples virtudes, me centraría en el carácter mismo de la obra. Esto ni siquiera es algo negativo en sí, es simplemente algo a mejorar. Al menos en mi humilde opinión, a pesar de su intención divulgativa, no es una obra para todos los públicos. En otras palabras, es una obra que puede abrumar un poco a un lector sin unos mínimos conocimientos previos de la Historia de Roma y el contexto de este periodo. Sin embargo, esto no quita el mérito a una obra fantástica, que estoy seguro que gustará mucho tanto a profesionales como a aficionados del universo romano. Tanto en mi faceta de historiador como en mi perfil de apasionado aprendiz de la Historia antigua, puedo decir con certeza que la he disfrutado y que la seguiré disfrutando muchísimo en el futuro.

Portada de Roma, la creación del Estado mundo
Portada de Roma, la creación del Estado mundo

Por si todo esto no fuera suficiente ya de por sí solo, «Roma, la creación del Estado mundo» incluye numerosos materiales complementarios que harán las delicias de todos los que disfrutamos con ellas. Los mapas históricos, árboles genealógicos, planos urbanos, tablas, gráficos, estadísticas y hallazgos arqueológicos notables nos ayudan a sumergirnos en las páginas de un libro que será devorado rápidamente por todos los amantes de la Romanidad.

Por todos estos motivos, y muchos más que descubrirás con su lectura, creo que «Roma, la creación del Estado mundo» es un libro que ya debería estar ocupando un lugar de honor en las estanterías de todos los amantes de esa parte tan apasionante de la Historia antigua que es la Historia de la antigua Roma.

Para saber más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Inline
Inline