Saltar al contenido
HISTORIAE

El rincón interesante del día nº363

Hoy, 26 de octubre, me gustaría hablaros brevemente del emperador Carlos I de España, ya que, tal día como hoy de 1520, era reconocido también como emperador electo Carlos V del Sacro Imperio Romano Germánico. Carlos, hijo de Juana «la loca» y Felipe «el Hermoso», era nieto de los Reyes Católicos, de los que acabaría heredando los territorios de los reinos de Castilla y Aragón. Por otra parte, sus abuelos paternos eran el emperador Maximiliano I de Habsburgo y la duquesa María de Borgoña, heredando de ésta última los territorios de Luxemburgo y el Franco Condado. La elección de un nuevo emperador al final era una negociación política en la que jugaba un papel importante el dinero, ya que se sobornaba a los electores. De este modo, en 1519, dos años después de su llegada a Castilla, se plantea la lucha de Carlos por el título de emperador, superando así a los otros candidatos: Enrique VIII de Inglaterra y Francisco I de Francia.

Carlos V a caballo en Mühlberg, obra de Tiziano
«Carlos V a caballo en Mühlberg», obra de Tiziano hecha en 1548

Como bien he defendido en esta web en los últimos años, no hay una única forma correcta de hacer divulgación histórica. Puedes optar como yo por la vía más tradicional, que es la de escribir artículos de texto, o puedes enfocarte en ideas más modernos como emprender un canal de Youtube o un programa de podcasts, escribir cómics o relatos históricos, inventar un juego de mesa… Ahora bien, si hoy en día hacemos humor casi de cualquier cosa, ¿por qué no hacerlo de los hechos históricos? En este sentido, hoy vengo a hablaros de Ad Absurdum, el maravilloso blog emprendido por Isaac, Juanje y David, tres graduados en Historia que apuestan por el humor como herramienta perfecta para enseñar Historia de una forma fácil, sencilla, amena y sobre todo muy graciosa.

Así, es precisamente este enfoque el gran punto fuerte de la página. Los más de 400 artículos que han publicado estos historiadores en los más de seis años de existencia de su página combinan el rigor histórico y la bibliografía de calidad que esperarías de un historiador profesional con la ironía, el sarcasmo y la ristra de memes y gifs que puedes encontrar en las cuentas humorísticas de las redes sociales. Al menos por mi parte me he reído bastante con algunos de los artículos más recientes que han publicado, como el décalogo para ser un buen historiador. Además, no puedo acabar esta breve recomendación sin alabar su trabajo de divulgación histórica más allá de las redes, pues ya han publicado tres libros bajo la marca Ad Absurdum, han impartido numerosas conferencias por toda España, y han colaborado en varios programas de radio en Onda Cero y la Cadena Ser.

Captura de pantalla de la página de bienvenida de Ad Absurdum
Captura de pantalla de la página de bienvenida de Ad Absurdum

Por si todo esto no fuera suficiente ya de por sí solo, este maravilloso blog cuenta con perfiles en las redes sociales Facebook, Twitter e Instagram, a través de los cuales encontrar el mejor contenido para compartir y reírnos con nuestros amigos y familiares. Por todos estos motivos, tanto si eres aficionado como si eres profesional de la Historia, te recomiendo encarecidamente que visites Ad Absurdum, porque estoy seguro de que no te arrepentirás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Inline