Saltar al contenido
HISTORIAE

Entrevista a Jose Miguel Parra Ortiz

Jose Miguel Parra Ortiz

Hoy tenemos el placer de contar en esta sección de entrevistas con uno de los autores de divulgación histórica más prolíficos y prestigiosos de nuestro país. Jose Miguel Parra Ortiz, bienvenido a la web Historiae.

Gracias, es también un placer para mí.

Antes de nada, quería empezar esta entrevista mostrándole mi admiración por su gran trayectoria profesional. Es Doctor en Historia Antigua por la Universidad Complutense de Madrid, uno de los mayores especialistas sobre las pirámides del Reino Antiguo y ha publicado multitud de monografías a lo largo de las últimas dos décadas. Entre ellas podemos destacar Los constructores de las grandes pirámides (1998), La vida amorosa en el antiguo Egipto (2001), Historia de Egipto. Sociedad, economía y política (2009), Momias: la derrota de la muerte en el antiguo Egipto (2010), Eso no estaba en mi libro de historia del antiguo Egipto (2016), Egipto. La mirada del arqueólogo (2019)… Además, ha impartido seminarios y conferencias, colabora en radio y televisión, publica asiduamente en diferentes revistas españolas y ha sido miembro del Proyecto Djehuty de excavación arqueológica en la orilla occidental de Luxor. ¿Cómo se compagina todo este trabajo?

La verdad es que, dicho así, todo de seguido, puede dar la impresión de que mi vida es una incesante vorágine de mil actividades simultáneas, pero lo cierto es que todo es mucho más calmado… los proyectos se suceden y pocas veces se solapan. Por desgracia, no se me suele acumular el trabajo. ¡Ya me gustaría!

Tal y como veníamos diciendo, a lo largo de estas dos últimas décadas ha publicado una larga lista de títulos de divulgación histórica. El último de ellos, Egipto. La mirada del arqueólogo (2019), es una selección de cien fotografías que, al ser realizadas a lo largo de los años durante sus visitas y campañas de excavación arqueológica en la tierra del Nilo y estar acompañadas de comentarios históricos e ilustraciones diversas, permiten al lector sumergirse de lleno en la época de los faraones. ¿Qué le llevó a seleccionar estas cien imágenes en concreto y no otras de entre toda la variedad de monumentos y paisajes naturales que hay en Egipto?

El origen del proyecto es muy sencillo. Al terminar mi última campaña de excavación en Egipto, en el 2011, un día me puse a seleccionar las fotos que más me gustaban de las que había hecho en el valle del Nilo a lo largo de los años para guardarlas en una carpeta. Cuando ya llevaba unas cuantas, de repente me di cuenta de que las podía organizar por «temas» y de que con ese material gráfico se podía hacer un libro interesante. El objetivo sería mostrar imágenes seductoras o poco vistas de los restos faraónicos repartidos por todo Egipto y luego comentarlas desde el punto de vista del historiador y arqueólogo, acompañadas de ilustraciones que completaran esas descripciones. Es un libro con varios niveles de lectura, porque uno puede disfrutar sólo de las imágenes o bien sumergirse en el texto, que es una especie de pie de foto gigante. Ha sido un proyecto que ha tardado ocho años en concretarse, hasta que, finalmente, gracias al patrocinio de la Fundación Gaselec de Melilla, a la que desde aquí quiero dar las gracias, ha podido ver la luz. Sin olvidarme, por supuesto, de la Editorial Confluencias, que creyó en el proyecto desde el primer momento.

Jose Miguel Parra Ortiz
Jose Miguel Parra Ortiz (Fuente: Diario de León)

También ha publicado Las pirámides. Historia, mito y realidad (2001) y Momias. La derrota de la muerte en el antiguo Egipto (2010), en las que se abordan algunos de los más característicos aspectos de la milenaria civilización egipcia, objeto de innumerables apariciones en la cultura popular. En su opinión, ¿qué cree que tiene Egipto para que a día de hoy siga fascinando las mentes de tantos miles de personas alrededor del mundo, desde los millones de turistas que lo visitan cada año hasta los amantes de lo paranormal y lo extraterrestre?

Me encantaría saber cómo responder a tu pregunta, pero resulta prácticamente imposible. Algo hay en la civilización faraónica que suele enamorar, sin duda. Ya lo dijo hace más de un siglo Auguste Mariette: «el pato egipcio es un animal peligroso, porque de repente te pica, te inocula su veneno y ¡egiptólogo para toda la vida!». Creo que sobre todo se debe, además de por la innegable belleza y monumentalidad de su arte y construcciones, a que todo el mundo encuentra en la civilización faraónica algo, un dato, una obra de arte, un resto arqueológico, que puede utilizar para apoyar sus propias ideas. El mejor ejemplo de ello puede ser la figura de Akhenatón, al que se ha considerado el origen del monoteísmo, el primer comunista de la historia, el paradigma de la homosexualidad…

Para bien o para mal, vivimos en un país en el que la apología de la ignorancia y la desinformación están a la orden del día, de modo que la profesión de historiador está muy injustamente infravalorada. En este ambiente social, ¿qué le diría a cualquier ciudadano medio de España para motivarlo a ir a su librería más cercana a comprar alguno de los libros firmados por Jose Miguel Parra?

Le diría que cuanta más historia conoces más crítico te vuelves con respecto a la información que recibes de todas las fuentes. Leer historia ayuda a generar espíritu crítico (siempre que no te limites a leer el mismo tipo de información una y otra vez, hay que contrastar las cosas) y saber cuándo te están intentando colar un dato falso. Sin olvidarnos de que puede ser muy divertido. No me refiero a sesudos trabajos de erudición llenos de notas crípticas publicados en una revista científica, que suelen ser pesadotes, sino a la divulgación bien hecha. Y cuando digo bien hecha me refiero a trabajos publicados por especialistas en la cuestión, gente que verdaderamente conoce el tema que trata y además sabe contarlo; algo que por desgracia no siempre es el caso. Si lees un libro serio sobre las pirámides, y «serio» que no significa «aburrido», donde te explican cómo sabemos que se hicieron y por qué es imposible que luego cojas un libro que te las mezcle con los marcianos y no te des cuenta de que te la están intentando dar con queso.

Más allá de sus fantásticos libros, Jose Miguel Parra también es famoso por haber impartido seminarios y conferencias sobre el antiguo Egipto en diversas universidades españolas, así como en numerosas asociaciones culturales y sociedades de amigos de la egiptología. Además, colabora en radio y televisión y publica frecuentemente en revistas como National Geographic Historia, La Aventura de la Historia o Historia y Vida. ¿Qué cree que le falta por hacer en materia de divulgación histórica?

Hombre, estaría muy bien poder realizar una serie de estupendos documentales que me obliguen a visitar montones de maravillosos yacimientos arqueológicos repartidos por todo el mundo, jajaja. Pero la verdad es que mi ambición es poder seguir escribiendo libros y artículos interesantes que le gusten al público.

Durante muchos años ha sido miembro del Proyecto Djehuty, centrado en la excavación, restauración, publicación científica y divulgación de las tumbas de los altos funcionarios Djehuty y Hery, en el extremo norte de la necrópolis de la antigua ciudad de Tebas, hoy Luxor. Para nuestros lectores que no estén familiarizados con las misiones arqueológicas, ¿cómo es el día a día en una excavación arqueológica de estas características?

Pues bastante duro: hora del desayuno las 6:00; comienzo del trabajo en el yacimiento las 7:00; pausa de media hora a las 10:30; fin de la jornada laboral de los obreros egipcios a las 13:00; fin de la jornada laboral de los arqueólogos españoles a las 15:00, 15:30, 16:00… depende un poco de que haya quedado algo por rematar o no; comida a las 16:00 (teóricamente); comienzo de la jornada laboral vespertina analizando el trabajo de la mañana a las 17:30 (variable); fin de la jornada laboral vespertina a las 21:30; cena a las 21:30; comienzo de la jornada laboral nocturna por si te ha quedado algo por preparar para mañana 22:30; hora de irse a dormir…; desayuno a las 6:00… Y así durante seis semanas con sólo un día de descanso de cada siete, los viernes. Lo bueno es que no lo notas (demasiado) porque estás haciendo algo que te apasiona rodeado de un grupo de amigos con cuya compañía disfrutas, de modo que hay mucho trabajo, pero también mucha camaradería, risas y buenos momentos.

Jose Miguel Parra Ortiz trabajando en el yacimiento del proyecto Djehuty
Jose Miguel Parra Ortiz trabajando en el yacimiento del proyecto Djehuty (Fuente: Proyecto Djehuty)

Todas vuestras misiones arqueológicas en Luxor tienen una duración de uno o dos únicos meses anuales, concretamente entre enero y febrero. ¿Qué pasa con el yacimiento investigado durante el resto del año?

Queda cerrado a cal y canto y al cuidado de los gafires, los vigilantes, que se encargan de que no haya ningún problema ni robos hasta la próxima campaña. Al año siguiente el inspector del Servicio de Antigüedades aparece el primer día con la llave de los candados y abre el yacimiento, se comprueba que todo está en orden y se empieza de nuevo a excavar.

Desafortunadamente, en este momento vivimos en un mundo completamente en pausa por la pandemia de coronavirus, y todo tipo de actividades sociales presenciales se han cancelado o restringido en muchos países de todo el mundo. Particularmente, ¿cómo ha afectado esta situación a su trabajo como historiador y egiptólogo?

Personalmente no mucho, porque mi trabajo se realiza en casa, delante de mi ordenador y consultando los libros de mi biblioteca. Afortunadamente, hoy día hay mucha bibliografía científica que se puede consultar en línea y eso permite no tener que desplazarse a bibliotecas especializadas como la del CSIC o la  de la Universidad Complutense.

Jose Miguel Parra Ortiz durante un acto de divulgación histórica
Jose Miguel Parra Ortiz durante un acto de divulgación histórica (Fuente: Novelda Digital)

En el futuro cercano, ¿cuáles son sus próximos proyectos profesionales? ¿Veremos algún nuevo ensayo histórico publicado pronto?

Sí, la Editorial Confluencias tiene una pequeña biografía de Howard Carter que saldrá a finales de este año o principios del siguiente y, ahora mismo, estoy trabajando en un libro que se titula Eso tampoco estaba en mi libro de historia del antiguo Egipto, para la editorial Almuzara, la segunda parte de Eso no estaba en mi libro de historia del antiguo Egipto, que ya marcha por su tercera edición. Sin contar con que hace unos meses publiqué en la editorial Laetoli un libro titulado La Gran Pirámide ¡vaya timo!, donde respondo a muchas de las dudas que suele tener la gente sobre las pirámides egipcias y desmonto muchos de los bulos que sobre ellas propagan «expertos» en misterios y marcianos.

Jose Miguel Parra Ortiz, muchas gracias por todo. Ha sido un placer maravilloso que haya estado aquí con nosotros. Deseamos que continúe cosechando tanto éxito de crítica y público con sus libros como hasta ahora.

Ha sido un placer.

Resumen
Entrevista a Jose Miguel Parra Ortiz, egiptólogo y escritor
Nombre del artículo
Entrevista a Jose Miguel Parra Ortiz, egiptólogo y escritor
Descripción
Entrevista a Jose Miguel Parra Ortiz, experimentado egiptólogo en Luxor y autor de una larga lista de obras de divulgación histórica del antiguo Egipto
Autor
Web
Historiae
Logo de la web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Óscar Hernández Abreu .
  • FinalidadModerar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Sered.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Inline