[…] Los perros de guerra en la antigua Roma: “Hoy lo consideramos miembro de nuestra familia y hasta tendemos a humanizarlo. Sin embargo, hubo un tiempo en el que las habilidades de estos animales fueron explotadas persiguiendo fines estrictamente prácticos. De hecho, podría decirse que se llegaba a depender de ellas, pues el perro podía, entre otras cosas, facilitar mucho gran cantidad de labores. Pero uno de los terrenos en los que más destacó, debido principalmente a su fiereza y sentido de la jerarquía, fue en la guerra. […]

Responder