Saltar al contenido
HISTORIAE

Los 7 templos egipcios más importantes

Artículo sobre los templos egipcios escrito por Álvaro Comes Cervera, graduado en Historia

Introducción

Pocas civilizaciones de la Antigüedad se esforzaron tanto en la edificación de templos como lo hicieron los egipcios. En la actualidad, tenemos constancia de centenares de construcciones que tuvieron diversas funciones, ya fuera el culto religioso a dioses locales o nacionales, servir como centro administrativo o actuar como propaganda del gobernante. Gracias a estos monumentos somos capaces de comprender numerosos elementos de la cultura egipcia a lo largo de los 3000 años que perduró en la ribera del Nilo. No todos los templos egipcios tuvieron la misma importancia, siendo algunos de ellos construcciones monumentales y otros pequeños recintos. Aparte, algunos de ellos destacaron solo en momentos concretos de la historia egipcia. Por eso, hoy no vamos a ver en profundidad los aspectos que envuelven estos enclaves, sino que vamos a hacer un resumen de las características de los principales templos egipcios más importantes y famosos que existieron.

Vista panorámica del recinto religioso de Karnak, uno de los templos egipcios más importantes y famosos
Vista panorámica del recinto religioso de Karnak, uno de los templos más importantes y famosos del antiguo Egipto (Fuente: Historia National Geographic)

Los primeros templos egipcios: Menfis y Heliópolis

A pesar de que nos han llegado muy pocos restos de lo que alguna vez fueron, los templos egipcios de estas dos ciudades fueron verdaderos recintos religiosos durante las primeras etapas de la civilización del Nilo. Menfis fue la capital durante el Reino Antiguo (2686-2125 a.C. aprox) y en ella se adoraba a uno de los dioses creadores del universo, Ptah. Su templo fue uno de los centros religiosos durante casi toda la historia egipcia, albergando el culto al propio Ptah y al dios toro Apis.

Este segundo adquirió una gran popularidad en el periodo Ptolemaico (332-30 a.C. aprox), llegando a combinarse con Osiris para formar a Serapis, el dios más importante de esta época. Sus restos son escasos y algunos de ellos ya se encuentran debajo de construcciones modernas, lo que dificulta su excavación y la posibilidad de estudiarlo mejor.

Por otra parte, a muy poca distancia, tenemos el templo solar de Heliópolis. Al igual que el anterior, son muy pocos los restos que nos han llegado de él. Destacamos los obeliscos de Sesostris I (1956-1911 a.C. aprox) y el de Ramsés II (1279-1213 a.C. aprox), el cual se encuentra actualmente en Roma bajo el nombre de Obelisco Flaminio. Este templo egipcio fue el más importante durante el Reino Antiguo, ya que esta ciudad era como la capital religiosa de aquel entonces. De hecho, sus sacerdotes llegaron a alcanzar cotas de poder muy elevadas, incluso llegaron a influir directamente en la V dinastía (2494-2345 a.C. aprox).

Posible reconstrucción del templo solar de Niuserra (2445-2421 a.C. aprox). Algunos expertos han sugerido que el templo de Heliópolis habría sido muy parecido
Posible reconstrucción del templo solar de Niuserra (2445-2421 a.C. aprox). Algunos expertos han sugerido que el templo de Heliópolis habría sido muy parecido (Fuente: Wikipedia Commons)

Los templos egipcios más importantes: Karnak y Luxor

Si viajamos a Tebas, la capital egipcia durante el Reino Nuevo (1550-1069 a.C. aprox) nos encontramos con dos templos egipcios monumentales, Karnak y Luxor, conectados por una larga avenida decorada con esfinges. El primero de ellos es el mayor complejo religioso construido en el Antiguo Egipto. Fue iniciado por Sesostris I, cuando Tebas todavía era una ciudad de importancia regional y fue ampliado constantemente por casi todos los faraones que gobernaron el país de las dos tierras.

Dentro del complejo de Karnak destaca el Gran Templo de Amón, considerado el más importante de todo el país. Era una verdadera ciudad divina que nos ofrece algunos de los lugares más bellos de todo Egipto, como la sala hipóstila del reinado de Seti I (1294-1279 a.C. aprox). A esta gran construcción se le unían los templos de Ramsés III, Jonsu, Mut y el lago sagrado, entre otros.

Complementario a este ubicamos el templo de Luxor, posiblemente iniciado a la vez que Karnak aunque la arqueología ha ubicado en el reinado de Hatshepsut (1473-1458 a.C. aprox) sus restos más antiguos. Aun así, su estructura principal fue construida por Amenhotep III (1390-1352 a.C. aprox) y ampliada por Ramsés II, después de que Akhenaton (1352-1336 a.C. aprox) detuviera su edificación. De este majestuoso recinto podemos destacar el patio peristilo de Amenhotep III, con 64 esbeltas columnas envolviéndolo. Allí se hallaron más de veinte esculturas faraónicas de gran valor que se encuentran en el museo de Luxor. La importancia de este templo tuvo que ser muy grande ya que personajes como Alejandro Magno dejaron su huella en él.

La sala hipóstila del complejo religioso de Karnak, uno de los templos egipcios más famosos
La sala hipóstila es uno de los grandes atractivos del complejo religioso de Karnak (Fuente: Geografía, historia y arte)

Los templos egipcios más famosos: Abu Simbel

Uno de los grandes atractivos turísticos de Egipto es, sin duda, el templo de Abu Simbel. Construido por Ramsés II, tenía la intención de mostrar su poderío, prestigio y dominio sobre Nubia, región al sur de gran importancia para la economía egipcia. Es muy probable que la construcción de este gran complejo, excavado en la roca, comenzara en el año 1274 a.C., justo el mismo año en el que tuvo lugar el choque militar más importante de su reinado, la batalla de Qadesh. De hecho, este enfrentamiento quedó grabado en los bajorrelieves del monumento con imágenes del rey en pleno combate.

Abu Simbel se divide en dos templos egipcios, el mayor y el menor, dedicados al faraón y a su esposa Nefertari, respectivamente. El mayor destaca por los cuatro colosos que flanquean la entrada, los babuinos de la parte superior y el alineamiento astronómico con el sanctasanctórum, iluminado el 20 de octubre y el 22 de febrero por la luz del sol. El redescubrimiento de este monumento en el siglo XIX provocó una oleada de visitas por parte de personas desde Occidente para retratar y contemplar, de una forma romántica, sus ruinas envueltas por la arena casi por completo.

Fachada del gran templo de Abu Simbel, uno de los más importantes templos egipcios
Fachada del gran templo de Abu Simbel (Fuente: Wikimedia Commons)

Los últimos templos egipcios: Edfú y Filé

Durante la Época Ptolemaica (332-30 a.C.), la cultura egipcia se mantuvo en vigor y, como tal, se continuaron levantando templos egipcios de gran importancia como los de Edfú y Filé (también conocido como Filae o Philae). En el caso de Edfú, fue levantado por Ptolomeo III (246-221 a.C.) y concluido por Ptolomeo XII (80-51 a.C.) sobre un antiguo templo del Reino Nuevo. Fue consagrado al dios Horus, uno de los más importantes del Antiguo Egipto, y destaca por sus escenas mitológicas en las que podemos ver el enfrentamiento contra el dios Seth, uno de los mitos más importantes de la religión egipcia.

El templo de Filé fue iniciado en torno a los años 690-664 a.C., época en la que gobernaba Taharqo. Sin embargo, al igual que Edfú, su estructura principal fue alzada durante todo el reinado de los Ptolomeos. Estaba consagrado a la diosa Isis, madre de Horus y esposa de Osiris, y fue tal su importancia que incluso algunos emperadores romanos, como Trajano (98-117 d.C.), cometieron reformas en el mismo.

Templo de Filé o Philae, uno de los templos egipcios más famosos e importantes
Templo de Filé o Philae (Fuente: Panavision Tours)

Filae tiene el honor de acoger dos elementos relacionados con la desaparición de la religión y cultura egipcia, y pagana en general. En sus muros se encuentran grabados los considerados como últimos jeroglíficos que se esculpieron, datados el 24 de agosto del año 394 d.C. Asimismo, este templo fue el último vestigio de las religiones paganas en los territorios del Imperio Romano y mantuvo su culto hasta el año 550, cuando Justiniano (518-565) decidió clausurarlo. Desde aquel momento, la religión egipcia pasaba a ser parte de la historia.

Bibliografía

QUESADA, J. J. U. (2012): Egipto faraónico: política, economía y sociedad (Vol. 4). Universidad de Salamanca.

RUIZ-DOMENECQ, J. E. (2013): El imperio egipcio.

SCHULZ, R., & SEIDEL, M. (1997): Egipto: El mundo de los faraones. Könemann Verlagsgesellschaft.

SHAW, I. (2010): Historia del antiguo Egipto. Madrid: La Esfera de los Libros.

WILKINSON, R. H. (2000): The complete temples of ancient Egypt. Thames & Hudson.


       Álvaro Comes Cervera es graduado en Historia por la Universidad de Valencia (2013-2017). Es colaborador habitual en la sección de Historia del diario digital “EsDiario”. Sus intereses se centran en la Historia Antigua, Historia moderna de España y la Historia de la Ciencia en general. Es el autor del canal de Youtube “Proyecto historia”, centrado en la divulgación histórica a niveles generales.

Resumen
Los 7 templos egipcios antiguos más importantes y famosos
Nombre del artículo
Los 7 templos egipcios antiguos más importantes y famosos
Descripción
Listado de los principales templos egipcios antiguos, los más importantes y famosos, desde Karnak o Luxor hasta Filé o Abu Simbel
Autor
Web
Historiae
Logo de la web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Óscar Hernández Abreu.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Sered.net que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (2)

Estoy encantada con todo lo que publicáis!t Gracias.

Responder

Me encanta lo que escribís lo encuentro muy interesante y instructivo

Responder