Saltar al contenido
HISTORIAE

La guerra de los Dos Pedros

guerra de los dos pedros

Artículo sobre la guerra de los dos Pedros escrito por Álvaro Comes Cervera, graduado en Historia

Introducción

La guerra de los Dos Pedros fue el mayor enfrentamiento que las Coronas de Castilla y Aragón mantuvieron a lo largo de la Edad Media. Fue una guerra larga y virulenta librada en varios frentes que fue en contra de la normalidad de los choques militares entre ambos territorios, de menor intensidad y duración. Por otra parte, fue un conflicto muy interesante para poder contemplar la transición entre la guerra medieval y la moderna, de modo que encontramos levas de tipo feudal y tropas asalariadas. Por todo ello, en este artículo vamos a ver un resumen de la guerra de los Dos Pedros para entender su origen, sus principales batallas y sus consecuencias.

Representación del rey Pedro I de Castilla, uno de los enfrentados en la guerra de los dos pedros, hecha a mediados del siglo XIX
Representación del rey Pedro I de Castilla, uno de los enfrentados en la guerra de los Dos Pedros, hecha a mediados del siglo XIX (Fuente: Wikimedia Commons)

Antecedentes a la guerra de los Dos Pedros

Los antecedentes a la guerra de los Dos Pedros debemos buscarlos en el siglo XIII, cuando los reinos cristianos dieron su mayor zarpazo al territorio de Al-Ándalus. Ciudades como Sevilla, Córdoba, Valencia y Murcia pasaron a dominio castellano y aragonés, dejando solo el reino nazarí de Granada como único Estado musulmán en la península Ibérica.

A pesar de los pactos para repartirse las conquistas, surgieron tensiones por el control del reino de Murcia. Así, en 1305 Jaime II de Aragón (1291-1327) tuvo que devolver Murcia a Castilla (debido a que lo invadió previamente) pero pudo retener ciudades como Alicante y Orihuela para el reino de Valencia. No obstante, las aspiraciones aragonesas de integrar el territorio completo y las aspiraciones castellanas de recuperar las zonas perdidas fueron algunas de las chispas que encendieron la guerra.

Además, el apoyo del propio Jaime II a Alfonso de la Cerda (1296) para destronar al todavía joven Fernando IV de Castilla (1295-1312), sumado a la disputa de Murcia comentada anteriormente, provocó una fuerte enemistad entre ambos reinos que se fue prolongando a lo largo del siglo XIV. A su vez, Castilla dio asilo en su corte al infante Fernando de Aragón, quien había luchado contra su hermano, el rey Pedro IV “el ceremonioso” (1336-1387), durante la guerra de la unión en Aragón y Valencia (1347-1348). Esta situación elevó aun más el clima de tensión existente entre ambas coronas y se convirtió en uno de los detonantes más cercanos al inicio de la guerra de los Dos Pedros.

Retrato de Pedro IV de Aragón, uno de los enfrentados en la guerra de los Dos Pedros, hecho en el siglo XV
Retrato de Pedro IV de Aragón, uno de los enfrentados en la guerra de los Dos Pedros, hecho en el siglo XV (Fuente: Wikimedia Commons)

Los ejércitos de Castilla y Aragón

Aunque hablamos de las dos mayores coronas de la península ibérica, existía una evidente desigualdad entre ambos bandos. Mientras que Aragón apenas contaba con alrededor de un millón de habitantes, Castilla tenía una demografía que oscilaba los seis millones. Aparte de este desequilibrio demográfico, cabe destacar la superioridad militar castellana: 10.000 hombres a caballo frente a los 3.000 de Aragón. Tampoco hay que olvidar que Pedro I de Castilla (1350-1369) contaba con mayor poder económico que Pedro IV de Aragón, lo que le permitía mantener sus numerosas huestes más tiempo y, con ello, realizar una proyección más estratégica en los frentes de batalla.

El origen de la guerra de los Dos Pedros

La tensión acumulada entre ambas Coronas terminó estallando en el año 1356. Unas embarcaciones catalanas asaltaron unas naves de Piacenza, aliadas de la enemiga de Aragón, Génova, en el puerto de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Este suceso provocó la ira de Pedro I, pues los barcos estaban dentro del puerto y por tanto bajo protección del rey de Castilla. En respuesta, declaró la guerra a los aragoneses.

Al principio, los castellanos tomaron la iniciativa en una campaña rápida que provocó la caída de Alicante (1356) en el frente valenciano. Mientras tanto, en el aragonés se produjo la caída de Tarazona en 1357, lo que abrió el camino hacia Zaragoza. En consecuencia, Pedro IV de Aragón comenzó a negociar con Enrique de Trastámara, hermano bastardo de Pedro I, que se encontraba exiliado en Francia tras haberse rebelado sin éxito contra su hermano.

Estatua de Enrique de Trastámara, combatiente en la guerra de los Dos Pedros, en el Parque del Retiro de Madrid
Estatua de Enrique de Trastámara ubicada en el Parque del Retiro de Madrid (Fuente: Wikimedia Commons)

En 1357 la situación en 1357 se estancó, por lo que se acordó, a través de la intercesión del Papado, una tregua por la que las poblaciones ocupadas por Castilla serían devueltas a Aragón. Esta pausa fue muy breve, de modo que al año siguiente las hostilidades se reabrieron con los castellanos tomando la iniciativa otra vez. Durante la tregua, Pedro I realizó una serie de purgas para evitar problemas internos, pero eso le costó el apoyo de Fernando de Aragón (quien quiso arrebatar el trono a Pedro IV) y avivó el conflicto con Enrique de Trastámara. Pedro IV, entretanto, aprovechó hábilmente para reconciliarse con su hermano y ganarse los apoyos que su enemigo perdió.

Batallas de la guerra de los Dos Pedros

En 1358 comenzó la segunda fase de la guerra de los Dos Pedros, que duró hasta 1361 y se caracterizó por las potentes ofensivas castellanas, tanto por tierra y por mar, para tratar de asfixiar a la Corona de Aragón. A pesar del potente despliegue, apenas había conseguido conquistar algunas fortalezas alrededor de Calatayud y ocupar Guardamar (al sur del Reino de Valencia).

Por el contrario, fracasó el ataque naval contra Barcelona del año 1359. En este ataque los barceloneses llegaron a emplear cañones, siendo posiblemente la primera vez que se utilizaron en la península Ibérica. Ese mismo año Enrique de Trastámara consiguió, con el apoyo aragonés, una victoria importante en las orillas del río Araviana (Soria) que le granjeó popularidad en Castilla. Al ver que los castellanos mantenían la superioridad, Pedro IV de Aragón negoció la paz con Pedro I de Castilla. Este tenía que resolver un conflicto con el reino de Granada, por lo que aceptó negociar y se llevó a cabo la Paz de Deza-Terrer (1361). Según este acuerdo, Castilla renunció a sus pretensiones territoriales a cambio de que Aragón dejara de apoyar a Enrique, quien se tiene que exiliar a Francia.

El Castillo de Calatayud fue una de las fortalezas asediadas por los castellanos
El Castillo de Calatayud fue una de las fortalezas asediadas por los castellanos en la guerra de los Dos Pedros (Fuente: Wikimedia Commons)

¿El final del conflicto?

Cuando parecía que la guerra de los Dos Pedros había llegado a su fin, Castilla se alió con Inglaterra y Navarra para reunir un ejército gigantesco con el que atacar a la Corona de Aragón en 1362 sin previa declaración de Guerra y después de resolver el problema con Granada. De esta manera, el Reino de Valencia fue ocupado casi por completo y su capital, Valencia, fue asediada en dos ocasiones (1363 y 1364), salvándose in extremis por la llegada del monarca con un ejército importante.

Ante la grave situación, los aragoneses volvieron a aliarse con Enrique de Trastámara, quien esta vez reclamó el trono castellano para él, con el apoyo de Francia. La aparición de tropas francesas en Aragón y la invasión de Castilla por parte de Enrique y los mercenarios galos en 1366 provocó que Pedro I retirara las huestes que ocupaban territorio aragonés.

Enrique de Trastámara estuvo a punto de ser derrotado definitivamente en la batalla de Nájera (1367), pero consiguió escapar. Mientras tanto, una rebelión estalló en Cerdeña (perteneciente a la Corona de Aragón) y ambos monarcas decidieron firmar una paz definitiva, para así enfrentarse cada uno a sus problemas internos. La guerra de los Dos Pedros había terminado.

Ilustración sobre la batalla de Najera, una de las más famosas de la guerra de los Dos Pedros, aparecida en un manuscrito del siglo XV
Ilustración sobre la batalla de Najera (1367) aparecida en un manuscrito del siglo XV (Fuente: Wikimedia Commons)

Consecuencias de la guerra de los Dos Pedros

La guerra de los Dos Pedros había dejado muy debilitado a Pedro I de Castilla, quien, además, incumplió los acuerdos de alianza con Inglaterra. Al quedarse solo frente al poder francés y los partidarios, cada vez más numerosos, de su hermanastro Enrique, acabó sufriendo una derrota definitiva en 1369 frente a la población de Montiel.

Enrique de Trastámara ascendió al trono de Castilla y gobernó hasta el año 1379, inaugurando la dinastía Trastámara. Poco después, las disputas territoriales entre Castilla y Aragón se sellaron en el Tratado de Almazán de 1375, finalizando un conflicto que llevaba activo casi un siglo. Por último, cabe señalar que la llegada de los Trastámara al poder en Castilla significó la caída de la dinastía gobernante desde su nacimiento y la llegada de la casa soberana que, algo más de un siglo después, tendría a sus representantes más famosos: los Reyes Católicos.

Artículo sobre la guerra de los dos Pedros escrito por Álvaro Comes Cervera, graduado en Historia

Bibliografía

ÁLVAREZ PALENZUELA, V. Á. (Ed.) (2002): Historia universal de la Edad Media. Barcelona: Ariel.

FURIÓ, A. (2001): Història del País Valencià. Valencia: Tres i Quatre.

LAFUENTE GÓMEZ, M. (2014): Un reino en armas. La guerra de los Dos Pedros en Aragón  (1356-1366). Institución Fernando el Católico.

MITRE FERNÁNDEZ, E. (1990): La guerra de los Cien Años. Historia 16.

La guerra de los dos Pedros (2016), de Sergio Martínez Gil. Recuperado del sitio web Historia de Aragón el 15 de abril de 2021. 


Álvaro Comes Cervera es graduado en Historia por la Universidad de Valencia (2013-2017). Es colaborador habitual en la sección de Historia del diario digital “EsDiario”. Sus intereses se centran en la Historia Antigua, Historia moderna de España y la Historia de la Ciencia en general. Es el autor del canal de Youtube “Proyecto historia”, centrado en la divulgación histórica a niveles generales.

Resumen
La guerra de los Dos Pedros (1356 - 1367): Castilla contra Aragón
Nombre del artículo
La guerra de los Dos Pedros (1356 - 1367): Castilla contra Aragón
Descripción
Resumen de la guerra de los Dos Pedros entre las Coronas de Castilla y Aragón en el siglo XIV, abordando su origen, sus batallas y sus consecuencias
Autor
Web
Historiae
Logo de la web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Óscar Hernández Abreu.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.