Saltar al contenido
HISTORIAE

ORÍGENES DE ISRAEL: BIBLIA vs. REALIDAD

Introducción

Tras el final de la Edad del Bronce (grosso modo entre el 3100 y el 1200 a.C.), se inicia la Edad del Hierro, abarcando aproximadamente entre el 1150 y el 500 a.C. A su vez, está sub dividida en tres fases: la Edad del Hierro I (med. s.XII – med. s.XI a.C.), la Edad del Hierro II (med. s.XI – med. s.VIII a.C.), y la Edad del Hierro III (med. s.VIII a.C. – med. s. VI a.C.). Tal y como el mismo nombre indica, el cambio más trascendental producido entre estos dos grandes periodos es la metalurgia del hierro, lo que no significa que no hubiera otras grandes innovaciones en el mundo de la política, la sociedad, la religión, la cultura o la economía del Oriente Próximo antiguo. En esta entrada vamos a conocer la realidad histórica de los orígenes de Israel, en contraposición a lo que dice la Biblia.

Mapa de las regiones productoras de Metales en Oriente Próximo
Mapa de las regiones productoras de metales en Oriente Próximo

Los orígenes de Israel en la tradición

Estamos en un contexto cronológico pre monárquico en el que se está formando la que después será la entidad política y etnográfica de Israel. Es en esta época donde se sitúan todas las historias fundacionales sobre los orígenes de Israel que fueron recogidas por la tradición. Así se creó un único gran árbol genealógico del que salen los patriarcas epónimos de la unidad nacional (Abraham, Isaac, Jacob), los epónimos de las tribus (los doce hijos de Jacob), y todos los epónimos de los clanes-aldeas que llevan a los árboles genealógicos familiares. Estas genealogías van acompañadas de todas las historias etiológicas (es decir, que estudian las causas) que explican y justifican la existencia de ciertos ritos, ceremonias o instituciones. Y, como es evidente, estas historias están en buena medida influenciadas por los acontecimientos de la época.

Territorios de las Doce Tribus en los orígenes de Israel, según el libro bíblico de Josué
Territorios de las Doce Tribus en los orígenes de Israel, según el libro bíblico de Josué

Los orígenes de Israel: justificando una ocupación

Para justificar las pretensiones territoriales exigidas por los exiliados y desterrados que volvieron a Palestina desde Babilonia, estos grupos humanos se presentaron como los descendientes directos de las tribus israelitas que se habían marchado al exterior en una remota época, como el pueblo que había recibido la promesa divina de convertirse en el más numeroso y el soberano de toda la región. Luego viene el primer destierro (en Egipto) y un éxodo y regreso a Palestina (supuestamente en el siglo XII a.C.), que sirven para configurar el destierro y el regreso de la edad histórica (es decir, de los siglos VII y VI a.C.).

Dicho con otras palabras, el hecho de que los regresados del exilio en Babilonia se apoderen del país se justifica ideológicamente gracias a historias como la de la conquista de Josué sobre una ciudad de Jericó que en la realidad llevaba siglos abandonada. Según la visión de estos relatos pseudohistóricos israelitas, los cananeos, que vivían desde hacía milenios en la región (desde el neolítico), no tendrían ningún derecho a estar ahí porque la promesa divina les condenaba al exterminio, ya que solo ellos eran el pueblo elegido por Dios.

Palestina en el siglo X (izquierda), en los siglos IX-VIII (centro), y en los siglos VII y VI a.C. (derecha)
Realidad histórica de la región de Palestina en el siglo X (izquierda), en los siglos IX-VIII (centro), y en los siglos VII y VI a.C. (derecha) (Liverani, 2005)

Los orígenes de Israel: ¿la Edad de los Jueces?

Otro elemento que claramente contrasta entre lo que nos presenta la tradición y la realidad histórica es la aparición de una Edad de los Jueces, una supuesta época dominada por magistrados tribales no hereditarios que sucedería a la de las monarquías cananeas destruidas por Josué, y que sería antecedente de la aparición de la monarquía israelita de Saúl y David. La época no monárquica de los Jueces es objeto de polémica entre quienes ven en ella un estado de debilidad y caos político, y quienes proyectan en ella sus ideales de libertad, igualdad y falta de opresión fiscal y administrativa.

Ahora bien, la realidad histórica es que no existió la Edad de los Jueces que se describe en la Biblia. Para los siglos XII y XI a.C., en la región de Palestina siempre hubo reyes, residuos de los antiguos reinos cananeos, y gobiernos tribales que mantenían con éstos relaciones conflictivas. Como es natural, alguno de los relatos del Libro de los Jueces pueden tener algún dato histórico auténtico, pero lo cierto es que muchos de ellos son claramente míticos.

Tipo estándar de viviendas en las ciudades israelitas (Tell Beit Mirsim)
Tipo estándar de viviendas en las ciudades israelitas, tomado del yacimiento de Tell Beit Mirsim (Liverani, 2005)

Los orígenes de Israel: el pacto de Yahvé

El tercer y último elemento que voy a analizar es el «pacto» entre Yahvé y su pueblo, que funda la comunidad nacional y religiosa en la época de Moisés y Josué. Pese a su carácter artificial y anacrónico, puede que este pacto recogiera herencias culturales de tradiciones muy antiguas, como es el caso de los pactos que sellaban grandes y pequeños reyes en la Edad del Bronce Final. Si seguimos esta hipótesis, solo habría que sustituir al gran rey terrenal por la divinidad, y al pequeño rey por el pueblo, y ya tenemos de dónde viene la invención cultural de este pacto.

Por otro lado, es contradictorio que se atribuya a Moisés la fundación del yahvismo como religión revelada perfectamente formada antes incluso de la llegada de la tribu de Israel a la región de Palestina. Tal y como lo plantea la Biblia, el pueblo de Israel habría hecho su entrada en la Tierra Prometida ya dotados de una impecable organización sociopolítica, basada en una coalición de tribus con magistrados comunes y en una comunidad religiosa de devotos de Yahvé, dios nacional y estrictamente exclusivo. Sin embargo, la realidad histórica es muy diferente a la planteada por la Biblia. Esto solo acabaría siendo así con el paso de los siglos (cerca del cambio de era), y no desde el principio. Y es que es inconcebible pensar que usaran la fe religiosa como el elemento fundamental de cohesión social antes de, por ejemplo, las importantes reformas religiosas de Ezequías y Josías (siglo VII a.C.).

Planta de Beersheba, ejemplo típica de ciudad pequeña de la Palestina de la Edad del Hierro
Planta de Beersheba, ejemplo típico de ciudad pequeña de la región de Palestina en la Edad del Hierro

Bibliografía

ASCALONE, E. (2006): Mesopotamia. Random House Mondadori, Barcelona.

LIVERANI, M. (2014): El antiguo Oriente. Historia, sociedad y economía. Ed. Crítica, Barcelona.

LIVERANI, M. (2005): Más allá de la Biblia. Historia antigua de Israel. Ed. Crítica, Barcelona.

SANMARTÍN, J.; SERRANO, J.M. (1998): Historia antigua del Próximo Oriente. Mesopotamia y Egipto. Akal, Madrid.

WAGNER, C.G. (1999): Historia del Cercano Oriente. Universidad de Salamanca, Salamanca.

Resumen
Desmontando la Biblia: la realidad de los orígenes de Israel
Nombre del artículo
Desmontando la Biblia: la realidad de los orígenes de Israel
Descripción
En esta entrada vamos a conocer la realidad histórica de los orígenes de Israel, en contraposición a lo que dice la Biblia.
Autor
Web
Historiae
Logo de la web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Óscar Hernández Abreu .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Sered.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (32)

Muy interesante

Responder

muy chevere recordar lo que aprendi en mi niñez

Responder

Muy..Muy interesante este artículo que muestra la diferencia entre la tradición y la historia…

Responder

Los israelitas solo son los descendientes de jacob, pero todos los descendientes de abraham deben ser llamados hebreos, además Dios nunca hizo pacto con Jacob, solo con Abraham y Jesús, pero israel es un apodo que le susurro al oído de jacob un extraño ángel invisible, que en una lucha contra el durante toda una noche este ¿Ángel? tenía miedo al amanecer y al huir, jacob lo tomó del talón descoyuntado y jacob lo coacciono de no soltarlo y así este ¿Ángel? lo llamo israel que significa EL QUE LUCHA CONTRA DIOS y jacob significa engañador…

Responder

No existe ninguna prueba arqueológica ni científica que podamos usar como fuente confiable para dar por sentado que los patriarcas bíblicos existieron realmente. Toda la información bíblica es circunstancial y sujeta a la tradición oral, la cual no se distingue precisamente por su afición a la veracidad.

Responder

Quisiera saber si saben algo sobre el sello de salomon o babilonico, seria excelente saber algo

Responder

En primer lugar, muchas gracias a todos por visitar el blog y leer el artículo. Antes de que termine esta semana voy a publicar otro artículo que podríamos considerar como la segunda parte de éste. En él, lo más probable es que hable del sello de Salomón.

Responder

Estoy deseando leerlo. Esta primera parte me ha parecido muy interesante.

Responder

Buenas tardes. Me gustaría saber si es posible conectar lo que dicen las tablillas cuneiformes que escribio Enki, con la historia de la Biblia. Para no terminar sospechando de todo.
Gracias

Responder

Gracias por leerme, Julia. Es evidente que la Biblia, como muchos otros textos religiosos y míticos de la Antigüedad, tiene influencias próximo orientales, empezando por la propia figura de la Virgen María o el personaje de Moisés, cuya infancia es la misma de Sargón de Akkad. Aquí tienes una trilogía de artículos que a lo mejor te ayudan a comprender más estos temas. http://historiaeweb.com/2015/05/20/rigor-historico-del-exodo-biblico/ Saludos

Responder

No estoy versada en religión, pero ésta es a veces culpable de guerras. En 1948 cuando se determinó que los judios podian regresar a Palestina, allí se encontraron con miles de árabes que hacia siglos que vivian alli y aquella tierra la consideraban su patria. Se entendió que cuando los judios llegaron alli, debian compartir Palestina, pero éstos, amparándose en su religión empezaron a acribillar a los árabes, quizás en venganza de lo que ellos sufrieron muchos siglos o como el holocausto, ¿pero no ve nadie que esos judios están haciendo lo mismo con los árebes? les están echando de sus tierras y levantan murallas como ellos tenian sus getos. Por favor, me podeis dar una explicación? Gracias

Responder

Hola Rosa. En primer lugar, muchas gracias por visitar mi blog y leer mi artículo. Desgraciadamente, el Hombre ha quedado infinidad de problemas sin resolver a lo largo del tiempo, siendo los eternos conflictos en esta franja de terreno uno de los mayores problemas sin solucionar del último siglo. No podemos saber si alguna vez se solucionará, y como será esa solución. Por eso, los historiadores solo podemos trabajar para conocer el pasado de la forma más neutral, verídica, rigurosa y objetiva que nos sea posible. Sé que quizás ésta no es la respuesta que buscabas, pero yo pregunto: ¿acaso alguien sabe cómo solventar este tipo de problemas? Un saludo.

Responder

Bueno… acabo de escribir un comentario… y ha volado!!!!!!!!

Responder

Para ser un blog presuntamente de historia, hablar de palestina, cuando no se creo hasta el 135 d.C. por Adriano… Pues, no me da ganas de leer burradas

Responder

Herodoto de Alicarnaso [484 – 425 a.C.] visitó Palestina antes de escribir «Los Nueve Libros de la Historia». No sé cuales serán sus fuentes ni estudios para aseverar semejante barbaridad, pero quizá, debería revisarlos.

Responder

Lo que se dice, las palabras no son los hechos. Pues los hechos nacen y mueren a cada instante.
El problema está, cuando alguien interesado hace de los hechos un negocio, que él cree provechoso.
Pero el precio es que, todo lo confunde, enmaraña, con sus marrullerías. Queriendo imponer algo que no es real, que ya no existe.

Responder

Muy interesante lo escrito pero muy flojo e incompleto. Tal vez por que no soy versado en el tema pero bueno, es mi opinión.

Definitivamente tomar la Biblia como un escrito estrictamente histórico es irreal, aunque está plagada de citas históricas reales. Claro, todos sabemos que la religión siempre ha sido la herramienta usada por los líderes para manipular a sus pueblos y los escritos de la Biblia no pueden ser la excepción. En toda la Biblia, en sus versiones mas antiguas los especialistas han encontrado y detectado el cambio en el estilo de escritura de un párrafo a otro, lo que se considera que alguien hizo una revisión del texto en algún momento.

Así pues, dar una explicación del origen del pueblo de Israel en contraposición a lo dicho por la Biblia es, digámoslo así, redundante.

Responder

«Dicho con otras palabras, el hecho de que los regresados del exilio en Babilonia se apoderen del país se justifica ideológicamente gracias a historias como la de la conquista de Josué sobre una ciudad de Jericó» Pero como esperas que te crea si haces este río de relación de hechos en diferente epoca; la deportación Babilonica y el exilio Judío???

Responder

Gracias por informar la verdadera historia, no la del libro de fábula, qué es la biblia

Responder

Hola. Gracias por este documento ilustrador. Yo quiero agregar algo con respecto a la palabra Jahvé. Estoy totalmente convencido de que se trata de la palabra “gene”, griega, que, si se escribe con caracteres griegos, que correspondan a la Gamma, eta,ni,eta, no hay duda de que no requiere la “a”, latina, en su transcripción.

Responder

Paja, paja y mas paja….no avalas las afirmaciones que realizas, hablas de supuestos….. Hay textos que por otro lado hablan del periodo de los jueces, al menos existen, y muchos historiadores los usan como respaldo (veracidad??)… No me toca a mi juzgar…lo cierto es que estas adivinando, y no es profesional aseverar sin al menos plantear una hipótesis que sustente tus especulaciones.

Responder

Son solo ideas y argumentos sin fundamento. El escritor invoca la arqueología como única prueba. La existencia del Creador se acepta por fe, conscientes de lo inmensamente finito que es el hombre.
Cómo aclaración, no fue Moisés el fundador Yavismo, (como dice) va más allá de Abraham, es Cristo mismo. Pues Él existe desde el principio.

Responder

La fe se tiene porque a uno le da la gana, sin más. Esa postura linda con el analfabetismo histórico, pues no hay nada (ni nadie, ni siquiera Dios) que la avale.
Ciñámonos a lo que podemos conocer o vislumbrar a partir de la arqueología, los textos y referencias (con extrema cautela) e indicios razonables, y basta de comulgar con ruedas de molino.

Responder

Es incoherente plantear LA MENTIRA DE LA VERSIÓN BÍBLICA respecto al orígen del Pueblo de Israel, y simultáneamente promover la MENTIRA CRISTIANA de la existencia de Jesús. De una u otra manera EL PUEBLO DE ISRAEL EXISTE, es innegable , aún discutiendo cuál es su origen. Jesús JAMÁS EXISTIÓ: ES UNA COCHINA MENTIRA!

Responder

estas equivocado en varios tips amigooo: no se trata de que ellos iban a ocupar esa tierra de Canaan porque les provocó o mingoneria, sino que por la continua inclinación al mal de esta gente, Dios decidió quitárselas, lease bien en :Deuteronomio 9:4, 5:

No digas en tu corazón cuando el Señor tu Dios los haya echado de delante de ti: “Por mi justicia el Señor me ha hecho entrar para poseer esta tierra”, sino que es a causa de la maldad de estas naciones que el Señor las expulsa de delante de ti. No es por tu justicia ni por la rectitud de tu corazón que vas a poseer su tierra, sino que por la maldad de estas naciones el Señor tu Dios las expulsa de delante de ti…
Por darte un ejemplo…
lo que es inconcebible aquí es que se diga que la cohesión social no pueda existir antes de Ezequias… si precisamente lo que daba una estabilidad a tanta maldad del ser humano eran las instrucciones que se le fueron dadas a Moisés al pueblo como normativas sociales para el buen funcionamiento de la Nación que se estaba formando. y eso fue mucho antes de los Profetas… Aquí no solo se basaron en fé amigo sino en hechos tangibles que todos vieron, y que dieron pie inclusive que hasta muchos de los egipcios y extranjeros salieran con ellos por temor a lo sucedido en egipto… pero Bueeeenooo son verdades relativas, le deseo lo mejor en su investigación y que de alguna manera pueda encontrar la respuesta a lo que tanto ansía…

Responder

Debían escribir más de Caín…vienen de el..bueno ojalá que no

Responder

Nesecito ,saber más del libro de los jueces,¿como,así que es un relati mitico

Responder

Y antes de ser esclavizados por Egipto donde se ubicaron

Responder

Buenas tardes, Carlos. A lo mejor este artículo te responde a la pregunta. Saludos. http://historiaeweb.com/2015/05/20/rigor-historico-del-exodo-biblico/

Responder

Este articulo está entre la verdad y no verdad (por no decir que miente)
Si se refiere a Dios bajo el pseudónimo de Yhavee ya está fallando. Si dijera YHWH estaría muy en lo cierto y de acuerdo a lo Testificado en el Antiguo Testamento.
Si menciona a Palestina como el final de un éxodo esta en lo correcto..

Responder

Muy buen artículo gracias

Responder

Gracias a ti por leerlo. Saludos

Responder