Saltar al contenido
HISTORIAE

Crítica de «El Ministerio del Tiempo»

Uno de los muchísimos motivos por los que me siento afortunado de vivir en la época en la que vivo reside en el entretenimiento. Yo particularmente siempre he sido más seriéfilo que cinéfilo, pero reconozco que desde que han llegado a España las plataformas de streaming lo soy aún más. Es tan fácil, cómodo, barato y desestresante ver un capítulo en Netflix, por ejemplo, que ha hecho que mi consumo televisivo se reduzca a mínimos. Sin embargo, si hay una serie que me ha motivado a encender el televisor cada semana con tremendas dosis de expectativas en el cuerpo esa es «El Ministerio del Tiempo«, la serie creada por los hermanos Pablo y Javier Olivares.

Como historiador y whovian (fan de la serie «Doctor Who») que soy, cuando leí en 2014 que RTVE estaba preparando una serie sobre una agencia que viaja por el tiempo haciendo misiones por la historia de España, me temí lo peor. Pensaba, como muchos en esa época, que iba a ser una copia mala de «Doctor Who», que iba a ser una serie cutre y super mal hecha tipo «Hispania» o «Imperium«, o hasta que podía caer en los típicas manipulaciones de la leyenda negra o rosa…

Logotipo de la serie "El Ministerio del Tiempo"
Logotipo de la serie «El Ministerio del Tiempo» (Fuente: IMDb)

No obstante, mi carga de escepticismo fue superada por mi carga de esperanza al ver que uno de los responsables detrás de la serie era Javier Olivares, creador de la serie histórica «Isabel«. Esta serie me pareció muy buena porque, aparte de tener un aceptable nivel de rigor histórico, demostraba que la divulgación histórica también podía ser apasionante, amena y entretenida.

Y no me decepcionó. Desde el primer capítulo, aquel protagonizado por el Empecinado, «El ministerio del tiempo» me dio buenas sensaciones. Su verosímil tratamiento de los hechos históricos, sumado a su acertado casting, el desarrollo de los personajes, su uso del humor y las referencias a la cultura pop, hicieron que me aficionara a las aventuras de Amelia Folch, Julián Martínez y Alonso de Entrerríos. Así, antes de que acabara la primera temporada yo ya me consideraba un fan de la serie, un ministérico.

Cartel de la primera temporada de "El Ministerio del Tiempo"
Cartel de la primera temporada de «El Ministerio del Tiempo» (Fuente: IMDb)

Luego, cuando la serie chocó con la realidad social del país y los intereses mal orientados de la cadena, empezaron los problemas. Vivimos en un país en el que las humanidades en general, y la historia en particular, están vapuleadas e injustamente infravaloradas. Paralelamente, vivimos en un país en el que la apología de la ignorancia, la inconsciencia y la desinformación están a la orden del día. Esto se traduce en que, a pesar de su altísima calidad, «El ministerio del tiempo» nunca ha tenido buenas audiencias, mientras que la telebasura de vergüenza ajena que emite otro canal arrasa prácticamente todos los días.

En una cadena privada, yo entiendo que la audiencia pueda ser el criterio más importante a la hora de decidir la renovación o cancelación de una serie. Y aun así, está claro que hoy en día no puede ser el único factor. La gente cada vez ve menos la tele, ya que no apetece ver solo un capítulo o programa a la semana, además de sus cortes publicitarios, cuando en una plataforma de streaming puedes ver cuantos capítulos quieras de forma consecutiva y sin publicidad.

Cartel de la segunda temporada de "El Ministerio del Tiempo"
Cartel de la segunda temporada de «El Ministerio del Tiempo» (Fuente: IMDb)

En el caso de una televisión pública pagada por todos los ciudadanos no debería ser así. Esta debería priorizar siempre su labor como servicio público antes que su medición de audiencias. Y en este sentido, a nadie le cabe la menor duda de que la utilidad pública de «El ministerio del tiempo» para divulgar maravillosamente la historia de España es inmensa. Gracias a esta serie, los espectadores han podido aprender sobre infinidad de acontecimientos históricos y han podido conocer a una larga lista de personajes históricos (solo durante la 4ª temporada, a Francisco Franco, Pablo Picasso, Fernando VII, Clara Campoamor, Emilio Herrera, Felipe IV, Federico García Lorca, Felipe II, María Tudor, el Duque de Alba…).

Solo por eso la renovación de la serie debería ser automática por parte de la cadena, pero lo cierto es que ellos son más de maltratarla sistemáticamente. Este injusto maltrato es todavía menos comprensible si se tiene en cuenta que, al margen de la audiencia lineal, la serie es el mayor fenómeno transmedia de la televisión y ha ganado una larga lista de premios, entre ellos los más importantes del país (dos premios Ondas, seis premios Iris de la Academia de Televisión, cuatro premios Feroz, tres premios Fotogramas de Plata, un premio Platino, cuatro premios de la Unión de Actores…). Por no hablar también de que se ha vendido a Francia, Alemania, Italia, Portugal, China, Ucrania para que hagan sus propias adaptaciones.

Cartel de la tercera temporada de "El Ministerio del Tiempo"
Cartel de la tercera temporada de «El Ministerio del Tiempo» (Fuente: IMDb)

Más allá de lo estrictamente histórico, «El Ministerio del Tiempo» también me parece una de las mejores series de televisión creadas en España por los valores que ayuda a transmitir. En esta temporada, sin ir más lejos, me emocionó lo brillante que fue el capítulo dedicado al Madrid de los años 80. En menos de una hora, la serie se las ingenió para abordar la violencia de género, el valor de la amistad, la enfermedad del SIDA, la censura post moderna en la creación de contenidos de entretenimiento… y terminó con esa sentida actuación de la canción «Life on Mars» de David Bowie que nos puso la piel de gallina a todos.

Este tipo de momentazos, lejos de ser eventuales, son constantes y muy bien llevados. En otras series, hay capítulos que están mejor y otros que están peor, hay capítulos de relleno y hay capítulos embotellados. Sin embargo, «El Ministerio del Tiempo» está graduada con honores en eso de crear momentos totalmente inolvidables en prácticamente todos los capítulos. Solo durante esta última temporada hemos reído a carcajadas y llorado a mares multitud de veces: desde la escena en la que Lorca ve una actuación de Camarón de la Isla hasta la escena en la que Velázquez baila el tema viral «Velaske, yo soi guapa?» en pleno Museo del Prado, pasando por el homenaje a la película «Up» de Pixar, el «edredonning» de Fernando VII, el «Un, dos, tres» del siglo XVII, el homenaje a Emilio Herrera… Y todo esto, como digo, solo en los recientes ocho episodios.

Cartel de la cuarta temporada de la serie
Cartel de la cuarta temporada de «El Ministerio del Tiempo» (Fuente: IMDb)

En fin, creo que ya es hora de que reivindiquemos a «El Ministerio del Tiempo» como lo que es: una de las mejores series de televisión jamás creadas en España. Si algo demuestran productos como «El Ministerio del Tiempo», «La casa de papel», «Cuéntame cómo pasó», «Vis a vis», «Arde Madrid», «Paquita Salas», «Merlí», «La otra mirada», «Hierro», etc., es que en España no tenemos nada que envidiar a las series británicas y norteamericanas en cuestiones creativas. Ahora lo único que nos falta es apostar mucho más por esta creciente industria para colocar «El Ministerio del Tiempo» y toda la producción audiovisual española en el lugar de honor que se merece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Óscar Hernández Abreu.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (2)

Ala atencion de Óscar Hernández Abreu Muy buenas tardes ¿como estas?
Como fan del MINISTERIO DEL TIEMPO Es un honor enviarte la siguiente propuesta para el proximo evento FAN YOUTUBE Ministerico es  Invitarte a grabarte un selfie VIDEO  Si quisieras en plan rapido) hablando a camara
sobre tus sensaciones tras el final de la temporada, sobre las proximas novedades o si creyeras que ya es el final, o / y por qué te gusta la serie  o los personajes clásicos nuevos, etc
La fecha tope sería el proximo 14 de julio y nos gustaria tener el honor de contar contigo, cualquier consulta estaremos para ayudarte, gracias!!

Responder

Esta serie estaba en Netflix y la sacaron, es ESPECTACULAR, espero que vuelvan a ponerla y agreguen las temporadas que faltan, es interesantisima e instructiva, muy buena.

Responder