Buenas tardes:
Pongo este comentario bastante cabreado. Si dicen que van a poner «cartas de Amarna», las ponen; no nos digan DE QUÉ TRATAN sino los textos auténticos, lo más exactos posible a los originales, para poder darnos cuenta de cómo escribían y qué cosas decían; ya me daré cuenta yo después de qué van. Lo fuerte es que he ido al artículo principal, en la revista, y la misma decepción: venga decir de qué tratan, y un historión de escribas y embajadores. No. Pongan los textos originales, coñe.

Responder