Saltar al contenido
HISTORIAE

El JARE y el SERE en la posguerra civil española

Artículo escrito por Javier Pérez Cobo, graduado en Historia

¿Qué fueron el JARE y el SERE?

El JARE y el SERE (Junta de Auxilio a los Refugiados Españoles y Servicio de Evacuación de Refugiados Españoles, respectivamente) fueron dos instituciones republicanas nacidas en un contexto muy turbulento: el final de la Guerra Civil Española. A finales de enero de 1939, con la caída de Cataluña en manos de las tropas rebeldes, el gobierno y diversas facciones de lo que posteriormente sería el exilio organizaron a través de estas organizaciones la ayuda a los miles de ciudadanos que tuvieron que salir forzosamente de España.

Para empezar, cabe decir que la Guerra Civil Española es uno de los temas más recurrentes tanto para periódicos como para páginas de divulgación. Sin embargo, es realmente curioso lo poco que se ha escrito, al menos en el ámbito divulgativo, sobre el exilio español.

En el artículo La guerra continua, el catedrático de Historia Contemporánea Abdón Mateos comienza su reflexión sobre el exilio con una frase de Julián Zugazagoitia que me parece absolutamente reveladora: La Guerra de España no ha terminado. Conocemos el fin de las operaciones militares, pero el conflicto continúa. Guerra es, también, toda especie de lucha y combate, aunque sea en un sentido moral”.

Fotografía en la que se ve la llegada del buque Sinaia a Veracruz (México) el 13 de junio de 1939 con refugiados españoles a bordo gracias al JARE y el SERE
Fotografía en la que se ve la llegada del buque Sinaia a Veracruz (México) el 13 de junio de 1939 con refugiados españoles a bordo (Fuente: DeMemoria México)

La continuación de la lucha exigió, en ese momento, la recomposición del Frente Popular, la asistencia de los miles de ciudadanos españoles en el exilio y una acción decidida para instar a los Aliados, ya inmersos en la Segunda Guerra Mundial, a invadir España y a reinstaurar el gobierno de la Segunda República española.

El origen del JARE y el SERE

El origen del JARE y el SERE es diferente. El JARE fue creado por la facción prietista (de Indalecio Prieto) del PSOE, mientras que el SERE dependió del gobierno republicano, en ese momento liderado por Juan Negrín. El SERE se engrosó con cargos de los diversos partidos del Frente Popular, desde el PSOE a la CNT (Confederación Nacional del Trabajo). En esta institución también tenemos a personajes relevantes durante el conflicto como Federica Montseny o Pablo de Azcarate.

La acción de ambas organizaciones se concentró principalmente en Francia y México, dos escenarios fundamentales en lo que a la ayuda humanitaria respecta. Aunque Francia acogió masivamente refugiados cuando cayó el frente catalán, México llevaba haciéndolo desde 1938, destacando en la acogida de niños.

Indalecio Prieto en un homenaje a los refugiados españoles celebrado en 1960
Indalecio Prieto en un homenaje a los refugiados españoles celebrado en 1960 (Fuente: Fundación Indalecio Prieto)

Los recursos económicos del exilio

Los fondos con los que contaron el JARE y el SERE fueron diversos. En los últimos meses de la contienda, el gobierno republicano redobló esfuerzos en salvar y organizar cualquier fondo monetario que pudiera ser usado para proseguir la lucha y mantener las instituciones fuera del país.

Los activos financieros en Europa, Estados Unidos o México constituyeron una parte de los fondos con los que contarían los sucesivos gobiernos. Lo mismo pasó con la llamada caja de reparaciones, un fondo de piezas de oro y plata sustraída a las familias adeptas a la causa rebelde al principio de la guerra.

En México, la República siguió encontrando un aliado pese a las reticencias iniciales de Manuel Ávila Camacho, el sucesor de Lázaro Cárdenas al frente del gobierno nacional. México otorgó fondos a las instituciones españolas, aunque no fueron significativos debido a la delicada situación económica que atravesaba el país.

Sobre la cuantía global de los fondos del JARE y el SERE no hay un consenso. Una buena parte procedían del Vita, una embarcación que transportó el oro y la plata que el gobierno pudo salvar. Como ejemplo, mientras que algunos colaboradores de Prieto dataron en 300 millones el valor de las piezas transportadas, Negrín hizo una estimación de 40 millones de dólares. El control de estos fondos, la lucha por la legitimidad e incluso la acción humanitaria hay que entenderlo dentro de una lucha entre estas dos facciones del Frente Popular.

Refugiados españoles en torno al Presidente de México Lázaro Cárdenas, aliado del JARE y el SERE
Refugiados españoles en torno al Presidente de México Lázaro Cárdenas (Fuente: DeMemoria México)

Ambos grupos tuvieron estrategias diferentes sobre cómo y en que destinar los fondos. Mientras Prieto quiso usar la mayor parte para ayudar a los refugiados, los negrinistas, pensando en volver a España una vez concluida la guerra en Europa, quisieron reservar una parte de estos para preservar las instituciones republicanas en el exilio.

El presupuesto del JARE y el SERE

Respecto al presupuesto, el JARE y el SERE tuvieron presupuestos bien distintos. El SERE gastó aproximadamente unos 104 millones de marcos franceses entre 1939-1940. La mayor parte de ese presupuesto se destinó a los embarques, aunque también se emplearon sumas importantes en la compra de alimentos, el mantenimiento de refugios y gastos de administración.

El JARE tuvo un presupuesto mucho menor, unos 40 millones de marcos. Estos fondos se repartieron entre las regiones del sur de Francia, donde se ubicaban la mayor parte de los refugiados. Aunque, al igual que en el SERE, la mayor parte de los fondos se destinaron a evacuaciones, una buena parte fueron a parar al mantenimiento de diputados en el exilio, además de a las administraciones vasca y catalana.

Retrato de Juan Negrín, impulsor del JARE y el SERE
Retrato de Juan Negrín (Fuente: Fundación Pablo Iglesias)

Acciones humanitarias del JARE y el SERE

Los embarques principalmente se hicieron a México, aunque durante estos años también se enviaron refugiados a República Dominicana, Argentina, Chile o Cuba. Esta inmigración fue recibida de buen grado debido a la formación de muchos de estos inmigrantes. En el caso de México, por ejemplo, consiguieron impulsar el sistema sanitario y educativo significativamente.

Por último, no debemos dejar de ver al JARE y el SERE como representantes de estas facciones políticas de cara a los refugiados. La actividad de estas fue reduciéndose paulatinamente, hasta que al final en 1945 el presidente de gobierno Juan Negrín dimitió, dejando la mayor parte del poder en manos de la facción prietista.

Bibliografía

Preston, P. (1987). La Guerra Civil Española 1936-1939. Plaza & Janes.

Mateos López, A. (2009). La batalla de México: final de la Guerra civil y ayuda a los refugiados 1939-1945. Alianza Editorial.

Miralles, R. (2003). Juan Negrín: la República en guerra. Temas de Hoy.

Velázquez Hernández, A. (2015). La labor de solidaridad del gobierno Negrín en el exilio: El SERE (1939-1940). Ayer, (97), 141-168.

Resumen
El JARE y el SERE: la ayuda a los refugiados republicanos españoles
Nombre del artículo
El JARE y el SERE: la ayuda a los refugiados republicanos españoles
Descripción
¿Qué fueron el JARE y el SERE? ¿Cómo ayudaron a los refugiados republicanos españoles que tuvieron que huir tras el final de la Guerra Civil española?
Autor
Web
Historiae
Logo de la web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Óscar Hernández Abreu.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Sered.net que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (2)

ambas instituciones tuvieron fama de muy corruptas. Que se dan cifras tan divergentes en sus gastos demuestra mala administración o peor. Pura y dura corrupción. que otras webs y libros dicen con mucho detalles.

Responder

El dinero del Jare, no fue de familias de derechas, estuvo formado por lo robado o expoliado al Museo Arqueologico de Madrid sobre 3000 aureos romanos de oro. La cajas de empeño de la clase social humilde, que fue totalmente desvalijada y todo tipo de joyas y metales precioso cogidas por medio del robo, nada de politico. Se lo quedo Prieto y nadie sabe donde llego, solo que desaparecio.

Responder