Saltar al contenido
HISTORIAE

Gengis Kan

Artículo sobre Gengis Kan escrito por Luis Galan Campos, doctorando en Historia medieval

Introducción

En el año 2003, un estudio reveló que uno de cada doscientos hombres vivos (nada más ni nada menos que el 8 % de la población mundial) eran descendientes de un solo hombre que vivió a principios del siglo XIII: Gengis Kan. Esta remota parte del ADN de tantas personas no es su único legado. Desde las estepas mongolas, las conquistas de Gengis Kan construyeron un inmenso imperio que iba desde el Mar de China hasta la Gran Llanura europea (no en vano su nombre significa “rey de los océanos”). Él y sus descendientes lo dotaron de nuevas bases políticas, sociales administrativas y religiosas que influirían en los poderosos imperios que lo sucedieron: el Imperio Otomano, la China imperial y moderna o el Imperio Ruso. En esta entrada vamos a ver una breve biografía de Gengis Kan para descubrir quién fue este fiero guerrero mongol.

Retrato idealizado de Gengis Kan
Retrato idealizado de Gengis Kan. Arte de la dinastia Yuan, finales del siglo XIII. Posiblemente obra de Araniko de Nepal (Fuente: Wikimmedia Commons)

 

Gengis Kan, a caballo entre la historia y la leyenda de película

Más allá del dicho de que los guerreros de las estepas nacían y se criaban a caballo, sabemos poco de los orígenes de Temujin —es decir, el joven Gengis Kan—, ya que las tribus mongolas eran mayormente ágrafas. Su ascenso luego a rey del mundo permitió que su biografía se adornara con hechos legendarios. De hecho, quizá ni siquiera vino al mundo en 1162, ya que esto pudiera ser una invención de su corte china para dotarlo de un buen horóscopo.

El mundo donde nació es un mundo a caballo en todos los sentidos. Las diversas tribus mongolas no se organizaban en un gran estado centralizado. Cada tribu compartía un ancestro común más o menos legendario, y a su vez se organiza en hordas seminómadas en torno a un líder carismático o kan. A lomos de sus monturas y en tiendas de pieles, vivían fundamentalmente del pastoreo ovino y caprino y del comercio de pieles con los países e imperios de su alrededor, aprovechándose de la Ruta de la Seda que une China con el mar Mediterráneo. Con el comercio llegaban nuevas ideas, sobretodo del milenario Imperio Chino, al cual admiraban.

Cada horda no tenía más vínculo de unión política o religiosa que la lealtad personal al líder, de modo que a su muerte era habitual que la horda se disolviese. Esto sucedió tras la muerte de Yesugei, padre de Gengis Kan. Así, sus hombres los abandonaron, dejando solos a él y su familia hacia 1170.

Mapa que muestra la ruta de la Seda en el siglo XII antes de la conquistas del imperio de los mongoles de Gengis Kan
Mapa que muestra la ruta de la Seda en el siglo XII antes de la expansión de los mongoles (Fuente: The Geography of Transports Systems)

Dicen sus biografías oficiales que, durante este periodo, la familia de Gengis Kan se alimentó de raíces y roedores y de lo que conseguían asaltando las caravanas comerciales y otras hordas mongolas. Sin embargo, el carisma personal y militar del joven Temujin le permitió atraer hombres a su lado para formar una horda propia que derrotó a los clanes enemigos. Gracias al comercio y al matrimonio con diversas mujeres, Gengis Kan consiguió nuevas alianzas y empezó a formar una importante confederación en la parte oriental de la estepa hacia finales de la década de 1180.

Las conquistas de Gengis Kan: la creación de un imperio

La relación entre Gengis Kan y China es imprescindible si se quiere entender el salto de ser el líder de una banda de nómadas a ser un “emperador”. En la segunda mitad del siglo XII, el Imperio Chino se hallaba dividido en varías dinastías locales: la Dinastía Song del Sur en la costa del Mar de China; la última dinastía Han (china) auténtica que caería ante el avance mongol; y los Jin o yurchen (manchúes), un pueblo de las estepas septentrionales convertidos en gobernantes chinos con los que los mongoles del clan de Temujin habían luchado anteriormente.

China en la segunda mitad del siglo XII, en el nacimiento de Gengis Kan
Mapa de China en la segunda mitad del siglo XII (Fuente: Wikimedia Commons)

Junto con otros clanes, Gengis Kan y sus tropas acudieron a la llamada de los Jin contra los tártaros, otro de los pueblos esteparios que frecuentaban China. Sus líderes se vieron recompensados con títulos de la administración imperial china y con la oportunidad de aprender de un ejército regular. Tras su victoria, sin embargo, algunos de sus antiguos aliados como los clanes keraita y Jamurka (otro gran líder) desconfiaron del poder que había reunido Temujin y formaron una coalición contra él en 1197. No obstante, son derrotados fácilmente por el kan en 1203, lo mismo que pasaría al año siguiente con los naimanos, la última gran tribu que no le rendía pleitesía.

Tras la derrota de los últimos rebeldes a su poder, sus hombres le proclaman rey de Mongolia, kan de kanes y Gengis Kan en 1206. Esta fecha se considera un punto clave de su biografía y el inicio de las grandes conquistas. Con toda Mongolia unificada a sus espaldas se lanza hacia el este, hacia el gran premio chino. Entre 1206 y 1209 somete a los Chia occidentales, una pequeña dinastía fronteriza, lo que le permite reformar su ejército: lo organiza según el modelo chino, pero sin dejar de lado las relaciones de fidelidad de los guerreros a los kanes, y de los kanes a él o el reparto del botín.

Mapa que muestra la extensión del Imperio Mongol en el momento de la muerte de Gengis Kan en 1227
Mapa que muestra la extensión del Imperio Mongol en el momento de la muerte de Gengis Kan en 1227 (Fuente: Harald Wartooth Blog)

También integra ingenieros, conocimientos de asedio de ciudades y el uso de la pólvora. Seguirá la campaña contra los Jin entre 1211 y 1215 que culmina con la entrada en su capital, Pekin. Los hijos de Gengis Kan la reconstruyen como gran capital inaugurando una nueva dinastía de la historia china, la Dinastía Yuan. A continuación, el conquistador emprendió hasta 1223 la invasión del Imperio Corasmio que se extendía entre las estepas afganas, el Golfo Pérsico y el Mar Caspio. Cuando llegó el momento de la muerte de Gengis Kan, en 1227, sus tropas se asentaron en el Cáucaso, a las puertas de Europa.

El legado de Gengis Kan y sus hijos

La fama de Gengis Kan le precede. En sus conquistas, el uso del terror para someter a los enemigos (masacres, toma de las mujeres como concubinas…) forja la leyenda de un tirano sediento de sangre. También puede explicar su prolija descendencia: la asombrosa poligamia de él y sus descendientes y el hecho de que matara a buena parte de los hombres de su generación explica que se impusieran sus genes. Sin embargo —y esto es menos conocido por los occidentales— también fue un gran reformador religioso, así como legislador, labor que culminaría su nieto Kublai Kan. Siguiendo el modelo chino, creó un imperio centralizado que abarcaba toda Asia con leyes e impuestos unificados, pero donde los líderes tribales locales tenían una gran autonomía.

También permitió una amplia tolerancia religiosa, no en vano en el seno de su imperio existían budistas, musulmanes, cristianos, judíos y seguidores de la religión tradicional china. A imitación de los emperadores chinos o romanos, se convirtió en cabeza de una religión que permitía todas las confesiones. Poco a poco, la religión tradicional animista mongola va dando paso a una nueva religión unificada donde Kublai Kan se declararía sucesor de Cristo, Buda y Mahoma y emperador de todos los credos, aunque el budismo fuera el elemento predominante.

La estatua a caballo de Gengis Kan más grande del mundo
La estatua de Gengis Kan más grande del mundo, ubicada cerca de la capital de Mongolia, Ulán Bator (Fuente: National Geographic Historia)

Con la muerte de Gengis Kan, sus kanes y sus hijos se pelearon por el poder. La expansión mongola que engulló los actuales territorios rusos, bielorusos y ucranianos fue detenida tras la derrota alemana en Leignitz (1241) por la guerra civil. En Oriente Medio fueron derrotados por los mamelucos egipcios en Ain Jalut (1260). Seria su nieto Kublai Kan quien conocería Marco Polo, reunificaría el imperio, destruiría el Califato de Bagdad (1258) y derrotaría a los Song en 1279. Pero esa ya es otra historia.

Artículo sobre Gengis Kan escrito por Luis Galan Campos, doctorando en Historia medieval

Bibliografía

WEATHERFORD, J. (2006): Genghis Khan y el nacimiento del mundo moderno. Barcelona: Crítica.

SARGENT, P.; ROSENBERG, M; BRAMON, D. (1994): Gengis Kan : el soberano del cielo. Barcelona: Círculo de lectores.

ROBERTS, J.; CEDRO, M.; CALAFORRA, G. (2008): Historia de China. València: Publicacions de la Universitat de València.


Luis Galan Campos es graduado en Historia por la Universidad de Valencia y ha cursado el Máster de Formación en el Mundo Occidental en la misma universidad. Actualmente está haciendo el doctorado. Su periodo histórico de investigación es la Edad Media (s. V – XV), contando entre sus áreas de trabajo la aristocracia occidental, la ideología de las élites, la Historia de las religiones y la construcción y establecimiento de los Estados.

Resumen
Las conquistas de Gengis Kan, el fundador del Imperio Mongol
Nombre del artículo
Las conquistas de Gengis Kan, el fundador del Imperio Mongol
Descripción
Breve biografía de Gengis Kan, el líder que creó con sus conquistas el Imperio Mongol, fortalecido por sus hijos y nietos tras su muerte
Autor
Web
Historiae
Logo de la web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Óscar Hernández Abreu .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Sered.net.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: